Inicio / Tecno / Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X
San Alberto Petrobras

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

Iphonex Face Recognition Beach

Tras meses de espera, rumores y escandalosas filtraciones, el iPhone X ya está aquí. Con él llega Face ID, el nuevo método de autenticación del usuario que reemplaza a Touch ID. La huella dactilar deja paso a nuestro propio rostro como elemento para desbloquear el terminal, confirmar compras en la App Store o verificar pagos con Apple Pay. ¿Cómo funciona exactamente este sistema?

En primer lugar, se trata de un sistema que usa una cámara frontal y una cámara infrarroja, así como una luz de apoyo y un proyector infrarrojo. Esto significa que el iPhone X no solamente ve como suele ver una cámara frontal, en dos dimensiones, sino que hace un reconocimiento tridimensional que detecta la profundidad de las caras, así como las extensiones entre facciones: distancia entre ojos, forma y tamaño de la nariz, etc.

Faceid

Face ID emite 30.000 puntos infrarrojos invisibles que ayudan a reconstruir el modelo matemático de la cara que se ha construido. Si una cantidad no precisada coincide, procede a verificar al usuario. Esto es interesante porque es una cantidad lo suficientemente elevada como para poder detallar y dejar al margen elementos no coincidentes que son muy fáciles de cambiar en un rostro.

Por ejemplo, si un día nos ponemos gafas o nos cambiamos las que ya tenemos, si pasamos a usar gafas de sol, si nos maquillamos, si nos dejamos barba o nos afeitamos, si nos ponemos un sombrero… Todas estas variaciones, según Apple, están controladas y no serán un problema a la hora de verificarnos con Face ID.

Un procesador pensado para Face ID

Esta verificación ocurre en tiempo real gracias al nuevo procesador, A11 Bionic, que trae un motor neuronal que hace uso de redes neuronales y machine learning para adaptarse a las variaciones faciales que comentábamos antes e ir aprendiendo qué cambia en la cara del usuario para anticiparse así y poder seguir realizando la verificación. Puede llegar a realizar 600.000 millones de operaciones por segundo mientras procesa las imágenes que obtiene al "mirar" a la cara. Es un hardware específico para ayudar al sistema de reconocimiento facial, nueva piedra angular del iPhone X.2

Según las pruebas de las que ha hablado Apple, Face ID no podrá ser engañado mediante fotos, moldes faciales en 3D u otras formas de suplantación. Aunque no ha especificado cómo logrará esto último (lo primero lo supera con la detección de profundidad), posiblemente emplee mecanismos de detección de vida, habituales en sistemas de reconocimiento facial avanzados.

Face Id 2

En cualquier caso, también requerirá atención. Es decir, para poder desbloquearlo necesitará que estemos mirando hacia el terminal, no bastará con estar poniendo la vista en algún punto cercano ni distraídos, medida pensada tanto para evitar desbloqueos (o confirmaciones de pago) accidentales como para evitar que otro nos ponga el iPhone frente a la cara y no nos enteremos de que lo estamos desbloqueado.

Apple también ha explicado, siempre según sus pruebas, la probabilidad de obtener un falso positivo. Es decir, la probabilidad de que alguien que no seamos nosotros consiga acceder al terminal. Para Face ID, es de una posiblidad entre un millón. Algo muy superior a lo que ofrece Touch ID (una entre 50.000) y desde luego el bloqueo por PIN de cuatro dígitos (una entre 10.000, es decir, cada combinación entre el 0000 y el 9999).

Pronto podremos probar Face ID en el nuevo iPhone X para contaros de primera mano cómo funciona en el día a día.

También te recomendamos


Las 7 nuevas cartas de Clash Royale que te harán ganar la partida


Apple TV 4K, llega la máxima resolución con HDR a la televisión de Apple


Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple llega con LTE y se independiza del iPhone


La noticia

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

sierramat.s.a.

Chequea también

650_1200

Así es el mapa de todos los cables submarinos que le dan forma a Internet

Aunque parezca que hoy vivimos en una era inalámbrica, los responsables de que tengas Internet en casa siguen siendo más de 1.000 millones de metros de cable submarino que diferentes empresas llevan instalando desde 1866 para transportar datos entre continentes. Sí, la comunicación vía satélite parece de lo más moderna, pero desde la irrupción de la fibra ópticas los cables han empezado a ganarle el partido. Ya os hemos hablado en profundidad sobre estos cables, y os hemos contado sus orígenes, cómo son y cuáles son sus principales problemas. Pero hoy lo que traemos es un mapa actualizado con todos los cables de Internet que conectan los continentes, así como aquellos que lo harán en los próximos meses. Cómo son y cómo se instalan Como os contamos en su día, los primeros cables transatlánticos empezaron a instalarse a finales del siglo XIX para la red de telégrafos, y con la llegada de 1956 empezaron a instalarse más. Su siguiente cambio importante llegó en los ochenta del siglo XX con el despliegue de fibra óptica. El proceso de colocar los cables no ha cambiado demasiado en estos 150 años, y se hace con barcos que atraviesan el mar lentamente desenrollando el cableado hasta que descanse en el fondo. Entre los accidentes geográficos de las profundidades, anclas de los barcos, o animales marinos como los tiburones, de vez en cuando los técnicos tienen que realizar costosas reparaciones. Para ello tienen que subir a la superficie el trozo a reparar con una especie de garfio, unir o solucionar el daño, y volverlo a sumergir. Afortunadamente, los cables más modernos ya están preparados para resistir este tipo de imprevistos. Los cables tienen más o menos el grosor de un brazo humano. No hace falta mucho más espacio para proponer una protección para los cables de fibra óptica. En la imagen de arriba ves los dos tipos de cable que suelen utilizarse: en blanco y con 17 milímetros de ancho está el destinado para zonas profundas, y en negro está otro que se protege con acero y se destina a las zonas más cercanas a la orilla. En cuanto a cómo están protegidos, en el gráfico de arriba tienes las siete capas de protección que suelen recubrir los cables de fibra óptica. A continuación, te dejamos la lista con el material que representa cada uno de los números del gráfico: 1 - Polietileno 2 - Cinta tipo Mylar 3 - Cables Trenzados de acero 4 - Aluminio que sirve como barrera contra el agua 5 - Policarbonato 6 - Tubo de aluminio o cobre 7 - Un protector para el agua llamado Petroleum jelly (vaselina) 8 - La fibra óptica Estos cables son capaces de transmitir del orden de 3.840 gigabits por segundo en cada hilo de fibra óptica, el equivalente al contenido de 102 DVDs cada segundo. Y teniendo en cuenta que hay algunos cables con ocho pares de hilos de fibra, su capacidad de transmisión se puede disparar hasta los 1.700 discos DVD por segundo, más de 60 terabits. Así es el mapa de los cables submarinos TeleGeography es una firma de consultoría e investigación del mercado de las telecomunicaciones, y también el responsable del portal Submarine Cable Map. Se trata de un mapa interactivo con todos los cables submarinos que hay desplegados en todo el mundo, con datos sobre las empresas propietarias y la fecha en la que se empezó a transmitir datos con ellos. En él vemos, por ejemplo, cómo una de las principales autopistas de cables está en el Atlántico. Conecta Europa y Norteamérica partiendo de varias localidades de Nueva Jersey, en la Costa Este de los Estados Unidos, y llegando sobre todo al oeste de Reino Unido. Entre las empresas propietarias de los cables nos encontramos con Verizon, Deutsche Telekom, Orange, Sprint, Vodafone, Level 3 o Tata Communications. La mayoría de cables submarinos de España parten del sur, y conectan la península con las Islas Canarias, América, o zonas del sur de Europa y Oriente Próximo. También hay un cable instalado en 1994 por Telefonica para unir Cataluña con Baleares, otro de IslaLink para unir Palma con Valencia, uno que une Valencia y Algeciras, e incluso otro conjunto entre Telefonica y Telecom Italia Sparkle para unir España con el norte de Italia. En México, la mayoría de cables parten del este del país, concretamente desde Tulum y Cancún, atravesando el Golfo de México para unirse con Florida, pero también con otros países de Centroamérica y Sudamérica. En su costa oeste, Tijuana y Mazatlán se unen a un cable perteneciente a la multinacional Level 3 que va desde California hasta Costa Rica y Panamá. Y como era de esperar, la otra gran autopista de cables submarinos nos la encontramos en el Pacífico. Esta une Estados Unidos con varios países asiáticos como Japón, China, Taiwán o Corea del Sur, y entre las empresas responsables nos encontramos con NTT, Tata Communications, Google, Facebook, Amazon, Verizon, AT&T o una unión de telecos chinas. Unas autopistas de datos que no dejarán de crecer Cables que entrarán en servicio en 2019 En este portal también podemos ver cómo la cantidad de cables que van conectando los continentes seguirá creciendo en el próximo año, y en 2019 ya empezarán a estar operativos varios que conectan Europa con América, como uno de 10.000 kilómetros que unirá la Península Ibérica con Brasil sin pasar por Estados Unidos, y del que se está encargando el consorcio hispano-brasileño "Ellalink". Por lo tanto, puedes ver que todo nuestro mundo de telecomunicaciones depende, como decíamos, de esta enorme red de cables submarinos, la cual no va a dejar de crecer. Empresas como Google han anunciado que seguirán invirtiendo en ellos con nuevas rutas con las que mejorar la capacidad y la velocidad de sus servicios en la nube. Estados Unidos también va a instalar nuevos cables con Australia. Un proyecto que requerirá de una inversión de 350 millones de dólares para desplegar 12.500 kilómetros de cable con los que los usuarios australianos tendrán mayor capacidad y menor latencia en Internet a la hora de acceder a servicios y aplicaciones alojadas en Estados Unidos. España también entra en los planes inminentes de estas empresas con el cable entre Virginia Beach y Bilbao, un proyecto conjunto de Facebook y Microsoft para cruzar el Atlántico y ampliar su oferta de servicios en la nube. Este proyecto lleva en marcha desde 2016, y el cable empezará a funcionar durante el primer trimestre de este 2018. También hay nuevas rutas que ayudarán al desarrollo de continentes como el africano. Por ejemplo está el nuevo cable de fibra que unirá Brasil con Angola, y que se espera que empiece a estar operativo durante este año para mejorar sus conexiones sin necesidad de sus datos den rodeos por continentes como el europeo. En Xataka | 1.000 millones de metros de cable submarino son los responsables de que tengas Internet en casa También te recomendamos Google y Facebook construirán el cable submarino más rápido del Pacifico: 120 Tbps Cinco deliciosas recetas veganas que solo podrás hacer con una batidora de vaso (y no son smoothies) 1.000 millones de metros de cable submarino son los responsables de que tengas Internet en casa - La noticia Así es el mapa de todos los cables submarinos que le dan forma a Internet fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .